La OIT lanza una convocatoria para la presentación de ponencias sobre la relación entre los sindicatos y el movimiento cooperativo

El plazo de presentación de trabajos se cerrará el próximo 2 de febrero

La actual crisis financiera ha puesto de manifiesto algunas deficiencias evidentes del sistema dominante de gobernanza de la empresa. Las instituciones financieras han fallado en su papel como proveedores de capital para la economía real, mientras que las multinacionales han mostrado deslealtad con sus grupos de interés. La crisis está creando, así, un nuevo contexto para reconsiderar la gobernanza dominante y el sistema de organización de las empresas tanto del ámbito financiero como del productivo.

Y, precisamente, en la búsqueda de formas más sostenibles de las empresas, hay un renovado interés en las cooperativas porque, de hecho, las cooperativas de trabajo no sólo han demostrado ser resistentes a la crisis, sino que además las cooperativas de crédito, por lo general, han funcionado mucho mejor que los bancos tradicionales. Es revelador que en los últimos años, los sindicatos y sus miembros, tanto en el Norte como en el Sur, han recurrido al modelo cooperativo en un intento de salvar sus puestos de trabajo.

En este contexto, La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha lanzado una convocatoria para la presentación de comunicaciones en la que solicita comunicaciones sobre la relación entre los sindicatos y las cooperativas. Bajo el epígrafe “Sindicatos y Cooperativas: desafíos y perspectivas”, la OIT sugiere que los documentos muestren de qué modo los sindicatos han hecho uso del modelo cooperativo y cómo han trabajado con el movimiento cooperativo para alcanzar objetivos económicos, sociales y políticos. La convocatoria está particularmente interesada en estudios de casos que pueden servir de ejemplo a los sindicatos y sus colaboradores a nivel internacional.

Tal y como recuerda la OIT, el movimiento sindical y el movimiento cooperativo comparten una historia paralela cuyo origen mutuo se sitúa en los comienzos de la era industrial, y el objetivo de ambos era proporcionar, cada uno a su manera, respuestas a la inseguridad provocada por el desarrollo de las relaciones sociales capitalistas. Sin embargo, la relación, a menudo complementaria, no ha estado exenta de dificultades.

Esta convocatoria está interesada en las ponencias encaminadas a documentar el desarrollo que la relación que ha habido entre organizaciones sindicales y cooperativas en los últimos años. En este sentido la OIT sugiere a los interesados una serie de cuestiones a desarrollar en estas ponencias:

  • A pesar de su capacidad de resistencia demostrada, la viabilidad y el potencial de las cooperativas, por lo general las cooperativas de trabajo continúan siendo actores económicos marginales, ¿cuáles son los obstáculos que se interponen en su camino para su creación y su fortalecimiento? ¿Y cómo pueden los sindicatos ayudar en este proceso?
  • Las cooperativas de trabajo se han creado como respuesta al cierre de plantas y / o deslocalizaciones en diferentes épocas. ¿Cuál ha sido el papel de los sindicatos a la hora de facilitar la creación de dichas cooperativas? ¿Cuáles fueron los obstáculos (institucionales, jurídicos, financieros y culturales) que hubo que superar?
  • El surgimiento de las empresas de economía social que proporcionan servicios sociales necesarios y, al hacerlo, crean un nuevo modelo de inclusión social tanto para los trabajadores como para sus clientes. Dicho desarrollo ha sido a menudo percibido por los sindicatos como un retroceso en la prestación de dichos servicios por parte del sector público y una amenaza para la calidad del empleo, pero a pesar de las presiones fiscales y las necesidades crecientes, estas iniciativas se han multiplicado en los últimos años. ¿Qué balance se puede hacer de la economía social desde un punto de vista sindical? ¿Puede la economía social ser un socio viable en la prestación de servicios sociales y la generación de empleo de calidad?
  • Las cooperativas de trabajo formadas por trabajadores autónomos en la economía informal, que no se pueden organizar de manera tradicional, han proporcionado voz a dichos trabajadores. Los sindicatos a menudo han prestado apoyo a esos trabajadores mediante la creación de cooperativas de servicios (ahorro y crédito, de vivienda, cooperativas de consumo) para mejorar tanto su poder de negociación como sus medios de subsistencia. ¿Han tenido éxito estas iniciativas y han sido sostenibles? ¿Cuáles son las razones de su éxito? ¿De qué manera cambian la relación entre los sindicatos y los trabajadores del sector informal? ¿Cómo han mejorado las condiciones de trabajo de los trabajadores autónomos?
  • ¿Cuáles son los modelos exitosos de convivencia entre los sindicatos y las cooperativas de trabajado y qué nos pueden enseñar? Sobre el mismo tema, se afirma a menudo que las cooperativas de trabajo ofrecen mejores condiciones de trabajo y trabajo con más sentido, pero ¿cuál es la prueba de ello? ¿Cuáles son las condiciones que permiten o no alcanzar un empleo de calidad en las cooperativas de trabajo?

Las comunicaciones deben ser de no más de 7.000 palabras. Las propuestas se recibirán hasta el 2 de febrero de 2013. Los autores de los trabajos seleccionados serán invitados a presentarlas en una ponencia que se celebrará en Ginebra en mayo de 2013 para su eventual publicación en otoño de 2013.

Enviar propuestas a laliberte@ilo.org

Publicada: 17/01/2013

  • Col·laboren:
  • Consellería Economía
  • Ministerio Empleo
  • Fondo Social Europeo

FEVECTA