La CE presenta el Plan de Acción de Emprendimiento 2020 de la Unión Europea

La Comisión reconoce en su informe que para recuperar el crecimiento y un alto nivel de empleo Europa necesita más emprendedores

La Comisión Europea acaba de presentar el Plan de Acción de Emprendimiento 2020, para apoyar a los emprendedores y cambiar la cultura emprendedora en Europa, de manera que convertirse en emprendedor sea un proyecto atractivo para los ciudadanos europeos y permita retornar a la senda del crecimiento y del empleo.

Por primera vez en Europa hay más de veinticinco millones de personas sin empleo y en la mayoría de Estados miembros las Pymes aún no han logrado recuperar los niveles de competitividad anteriores a la crisis. En este difícil contexto, la Comisión Europea reconoce en su informe que para recuperar el crecimiento y un alto nivel de empleo, Europa necesita más emprendedores. Así, el Plan de Acción propuesto plantea una visión renovada y varias medidas de apoyo al emprendimiento, tanto a escala de la UE como de los Estados miembros. Se basa en tres pilares

1. Educar y formar en materia de emprendimiento para promover el crecimiento y la creación de empresas.

2. Reforzar las condiciones marco para los emprendedores, eliminando las actuales barreras estructurales y prestándoles apoyo en las fases cruciales del ciclo vital de la empresa.

3. Dinamizar la cultura del emprendimiento en Europa: crear una nueva generación de emprendedores.

Las nuevas empresas, y especialmente las Pymes, representan la fuente más importante de nuevos empleos en Europa con más de cuatro millones de puestos de trabajo creados al año. No obstante, desde 2004 la proporción de personas que prefieren trabajar por cuenta propia antes que convertirse en asalariadas ha disminuido en veintitrés de los veintisiete Estados miembros de la UE. Como resultado sólo el 37 % de los europeos se plantea ser emprendedor frente al 51% de los estadounidenses o el 56% de los chinos.

Además, el informe de la Comisión advierte que las nuevas empresas que se crean en el seno de la UE lo hacen con mayor lentitud que en los Estados Unidos o en países emergentes. Entre las barreras que dificultan el fomento del espíritu emprendedor se señalan que la educación no ofrece una base sólida para la carrera empresarial, hay dificultad de acceso al crédito y a los mercados, problemas para traspasar negocios, miedo a sanciones en caso de fracaso y onerosos procedimientos administrativos. Por eso, el Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento de 2013 destaca la necesidad de mejorar el entorno empresarial para aumentar la competitividad de la economía de la UE.

Además, la Comisión Europea insta en su informe a “no olvidar a los emprendedores sociales, cuyo potencial se subestima a menudo: generan puestos de trabajo sostenibles y han mostrado una mayor resiliencia ante a la crisis que la economía en general. Los emprendedores sociales son innovadores, impulsan la inclusión social y contribuyen a alcanzar los objetivos de la Estrategia Europa 2020”.

Entre las propuestas del Plan de Acción sobre Emprendimiento 2020 destaca mejorar el acceso a la financiación, crear un mercado europeo de pequeños créditos y simplificar la normativa fiscal sobre la inversión privada directa. Además, propone incluir la educación y la experiencia empresarial en los planes de estudios; reducir el tiempo que lleva crear una empresa y obtener las licencias y permisos necesarios; y establecer sistemas de tutoría, asesoramiento y apoyo para mujeres, personas mayores, inmigrantes, parados y otros emprendedores potenciales y ofrecer a las nuevas empresas formación y orientación en gestión.

Más información: http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=COM:2012:0795:FIN:ES:PDF

Publicada: 29/01/2013

  • Col·laboren:
  • Consellería Economía
  • Ministerio Empleo
  • Fondo Social Europeo

FEVECTA